#Vulnerabilidad 
⠀⠀
Es uno de mis valores de marca, junto a la compasión, la visión, la creatividad, el descanso, la flexibilidad y la conexión⠀⠀
⠀⠀
Hoy día 7, quiero abrir 7 días de pura vulnerabilidad, desde mi alma a tu alma, acabando el próximo martes con un vídeo en directo a las 9:00 en nuestro grupo de Facebook: «Café virtual entre Negocios con Alma» ⠀⠀
⠀⠀
Comparto mi vulnerabilidad desde el amor por cada una de las diferentes personas que se han abierto a compartir sus valores y talento, su granito de arena con el mundo, que se han abierto a compartir el camino del auto-conocimiento conmigo⠀⠀
⠀⠀
Gracias a todas las personas viviendo desde su autenticidad y esencia y compartiéndola conmigo a través del curso online, del programa, de las sesiones y también a través de vuestros mensajes y comentarios,⠀⠀
os veo y veo la luz y amor que emanáis⠀⠀
os agradezco y agradezco el valor que aportáis al mundo⠀⠀
os amo y amo la forma en la que os re-encontráis con vuestro valor y esencia y compartís desde ese lugar⠀⠀
⠀⠀
Gracias⠀⠀
⠀⠀
Hoy quería compartir esa frase-bomba de @brenebrown de su programa / documental de @netflix porque me fascinó el entender que la vulnerabilidad es dar el paso, es abrir ese espacio para que otras personas se vean y reconozcan en sí mismas⠀⠀
⠀⠀
Hoy quería también, compartir con vosotras una historia que justo ayer tuve que vivir: mis nuevo contable y yo estábamos buscando una forma de definir qué hago en las ramas y profesiones que están especificadas en el gobierno, como bien te imaginarás es muy difícil definirme, así que comencé a compartir con él mi historia:⠀⠀
⠀⠀
Desde pequeña sentí las ganas de expresarme, de compartir la forma en la que veía el mundo por lo que mi primera profesión ideal era escritora, (bueno, antes de eso cuando tendría 4 – 5 años quise ser «médico-pastelera para ayudar a personas y endulzarles la vida) tras ello, descubrí mi pasión por la fotografía así que decidí, que una forma de unirlas todas era el periodismo, poco a poco fui dándome cuenta de que no quería escribir sobre cualquier cosa, así que pensé en la publicidad, poco después de ello, ya en bachiller especializada en humanidades, me dí cuenta de que me fascinaba el arte y el dibujo así que sentí que bellas artes era la única carrera que me permitiría expresarme al 100 %

– Sí, bellas artes sigue estigmatizada con el «los artistas son unos muertos de hambre» y me fascinó que en esos momentos de incertidumbre, de exponer mi verdad, mi esencia, mi necesidad, mi alma salía y hablaba por mí, se revelaba compartiendo desde la honestidad, desde el cariño, desde la fuerza y la coherencia conmigo, poco después cuando comencé a estudiar astrología vi que mudarme a Barcelona, salir de casa, y estudiar arte fue una de las decisiones más importantes y coherentes con mi ser de mi vida

Tras acabar bellas artes y especializarme en dibujo lo que cambié al año por fotografía y dj (si unieron estas dos ramas)

Comencé un año de trabajar como diseñadora gráfica, aprendiendo también diseño web y diseño multimedia, pero no me satisfacía, esa inquietud, esa creatividad no la veía salir en agencias o trabajos.

En ese año, me di cuenta de que una temática que siempre se reflejaba en mi vida eran las redes sociales, me fascinaba cómo cambiaban la conexión en el mundo y nuestras relaciones, por lo que comencé a estudiar un máster en marketing digital, a los pocos meses comencé como becaria en una empresa del mundo de la mecánica (sí), en esa empresa mes tras mes, año tras año, fui después community manager, ascendí a social media manager y comencé a planificar mi viaje de vida a Estados Unidos (en esos años mucho pasado kármico fue revelándose, comencé a escuchar a mi alma y a conectar con mi espiritualidad)

Decidí cambiar de trabajo cuando me llegó una bonita oportunidad para trabajar en una discográfica dirigiendo el departamento de marketing, estaba en las nubes.

Cambié mi trabajó, comencé a dirigir, organizar reuniones, preparar presupuestos, planificar estrategias, crear campañas de publicidad y promoción y en ese tiempo conocí a personas maravillosas, aprendí a dirigir y gestionar una empresa, cuando estaba allí sentía que tanta responsabilidad era demasiado, que ese no era mi trabajo, me sentía también infravalorada y frustrada, pero eso fue la semillita para dar el paso y crear mi propio negocio.

Me fui a Estados Unidos sola y conecté mucho más conmigo y con mi ser espiritual, en este tiempo de la discográfica escribí mucha poesía, creé el blog Cuídateme y comencé a recuperar esa creatividad y cariño por mí y por lo que realmente disfrutaba.

Cuando comencé mi negocio me centré en el diseño web y en la estrategia de marketing digital, en la motivación, la inspiración y aunque no me sentía al 100% me di un respiro para sanar, liberar creencias, entender quién era yo, soltar lo que no me nutría y en septiembre de 2018 di el salto y me abrí a evolucionar junto a mi negocio, a abrazar todas las partes de mí: la creatividad, la estrategia, la espiritualidad, el crecimiento personal, desde septiembre he guiado  a muchas almas maravillosas a conocerse, a disfrutar y vivir de su talento y no puedo estar más agradecida.

De todo este viaje he aprendido que soy un alma en constante evolución, que me fascina aprender y que de todo ello aprendo y mejoro: de bellas artes aprendí a ser más resolutiva, a creer en mí, a compartir mi valor, del marketing aprendí a planificar, a crear estrategia, a comunicar, de mi crecimiento personal y de todas las herramientas que he ido estudiando e integrando he aprendido a conectar mejor con el potencial de las personas, a ayudarlas a poner en palabras lo que sienten intuitivamente, a conectar con sus almas y a ayudarles a que conecten con ellas y con el potencial que han venido a vivir.

Gracias por leerme,

Shares
Share This